Su gato piensa que usted es un felino gigante

8f485c87-5dd3-4296-bcdd-f296608fdd2b.jpg

Su gato piensa que usted es un felino gigante | Dogalize

Según una encuesta realizada en el Reino Unido, los gatos se comportan con los seres humanos cómo se comportarían en la naturaleza con un felino más grande que actúe como una madre sustituta.

Los biólogos de la Universidad de Bristol, han estudiado el comportamiento de gatos durante 30 años.

El punto de partida de sus análisis es que los gatos, a diferencia de los perros, siguen siendo básicamente animales salvajes.

Los perros fueron entrenados en el tiempo y sus comportamientos se han distanciado mucho de las del lobo, su antepasado. Los gatos no, siguen siendo los mismos desde que, hace 5 mil años , comenzaron a acercarse al hombre.

Esto se debe a que los gatos, como especie, no están tan domesticados como creemos.

El 85% de los gatos han sido criados a partir de gatos ferales – los gatos callejeros que abundan en las ciudades.

Por ese motivo a diferencia de los perros, que han sido criados para satisfaces ciertas necesidades o trabajos humanos, los gatos se han domesticado esencialmente a sí mismos; seria por esto que la interacción gatuna obedece mucho más al instinto.

Por ejemplo, se descubrió que cuando un gato se frota contra la pierna o mano de un humano, le está mostrando su afecto como si se tratase de otro gato. Cuando el animal deja una rata o un pájaro en la puerta de la casa, no está tratando de alimentar a su dueño, sino de comer con él en un lugar seguro.

Mantener la cola en la parte superior es la forma más clara en la que mostrar afecto; cuando hacen esto con los seres humanos, lo hacen porque los consideran mayores gatos que sustituyen a la madre.

Quizás debemos aprender mucho de ellos de no sentirnos por encima de otros seres vivos, sino que todos estamos conviviendo en el mismo nivel, sin jerarquías artificiales.

Nadia Calero Leon