Los perros que contribuyen a terapias infantiles

e643fb8e-d673-4306-a0bf-e67a0c7fef88.jpg

Los perros que contribuyen a terapias infantiles | Dogalize

No solo son guardianes, compañeros, amigos o parte de una familia, los perros pueden realizar grandes contribuciones a la terapia de una persona con discapacidad.

Javier Antonio López Ramírez lleva ya 20 años desempeñándose como entrenador profesional de perros, explica que la aportación que hacen los caninos a las terapias de niños con autismo, síndrome de Down, parálisis cerebral, hiperactividad, así como a adultos mayores, es cuantiosa, asegurando que éstos producen estimulación cognitiva, física y motriz al paciente.No hay raza que se pueda descartar, sin embargo, los Golden Retrievers son los predilectos para realizar estas actividades.

López Ramírez comentó que hay diferentes tipos de entrenamiento para perros de terapia, lo básico que debe aprender es atender indicaciones como “quieto”, “sentado”, “echado”, “caminado junto”, “llamado”, reconocimiento del nombre, y el “no”, como rechazo de una acción. “Después viene la obediencia avanzada que es lo mismo pero sin correa, para que él pueda estar libre en la sala de sesión, a fin de dar paso a la enseñanza de ciertos ejercicios que contribuirán a la muestra de mejoras de un niño con discapacidad; entre las que se encuentran aspectos de inteligencia, reconocimiento de números y colores.”

Dijo que al canino se le entrena atendiendo a las necesidades del paciente y tomando en cuenta las indicaciones del terapeuta.Señaló que nunca terminan de entrenarse, no hay un tiempo límite para enseñarle al canino. “Se empiezan a entrenar desde la selección del cachorro de la camada, la crianza, la formación y hasta el día que muere”.

Finalmente, pidió respeto total a los perros de trabajo, tanto a los policíacos, bomberos, de rescate y sobre todo a los de terapia, pues indica que a menudo las personas se acercan a estos caninos, los cuales usan un chaleco de distinción, para tocarlos y acariciarlos, sin embargo, eso suele ser contraproducente; “sí lo pueden saludar, pero no lo deben tocar, llamar o chiflar, pues no son perros de compañía”.



Fuente: heraldo

Foto:tugoldenretriever