Trucos para dar la medicina a tu mascota

7a44d66d-0386-40c3-914e-91fd10dc5dd7.jpg

Trucos para dar la medicina a tu mascota | Dogalize

Tarde o temprano, una qualquiera enfermedad, como una simple otitis, afectará a su mascota. La enfermedad implicarán que el veterinario les recete medicamentos.

Todos sabemos que administrárselos no siempre es tarea fácil. Puede ser que los peludos sean inquietos, y que rechazan las medicinas.

Muchos optan, en el caso de las pastillas, por camuflarlas en un pedazo de pan o de carne, estrategia que funciona bastante bien en los perros, pero no en los gatos, porque suelen comer solo su concentrado, asì que no es tan fácil engañarlos.

Según un veterinario especialista, lo ideal, quando se trata de un animal agitado, es ponerlo sobre una superficie firme, como una mesa, “pero no en el piso porque es más fácil que salga corriendo. Para alguien que sea diestro, sujetar con la mano izquierda la cabeza desde arriba y echarla un poco hacia atrás. En ese momento el gato tiende a abrir la boca y es cuando hay que introducir la pastilla lo más profundo posible”, explica la médica.

También se puede recurrir a galletas que permiten camuflar la pastilla para gatos acostumbrados a estos snacks.

En el caso de los perros, con la mano izquierda coger los cachetes de lado y lado y meterlos un poco entre los dientes. El perro abrirá la boca y se le mete la pastilla.

Es importante que en perros y gatos pequeños no se haga demasiada fuerza, para evitar lesiones en las encías.

Cuando el medicamento es un jarabe, hay que ser muy cuidadosos, dice la doctora, “porque se corre el riesgo de que el perro o el gato broncoaspire”.

Por eso se recomienda suministrarlo con una jeringa, la cual es mejor meterla a la boca por un lado, levantando el cachete o labio, que de frente. “Si la dosis es muy grande, por decir 5 ml, se recomienda darla de a pocos para evitar que se atore”, comenta.

Gotas y ungüentos

Si hay que aplicar ungüentos en los ojos, lo primero es lavarse bien las manos y untarlo en el dedo índice para aplicarlo en el párpado inferior de su mascota.

Si son gotas, aplicarlas a cierta distancia para que el gotero no toque el ojo o, si el peludo se mueve, no se lastime.

Si el problema es en el oído, hay que tratar de que el animal esté en reposo, correr los pelos y aplicar las gotas o la crema. Si hay secreciones, retirarlas antes con un algodón a penas húmedo.

Fuente: eltiempo