El Gato al Agua: indicaciones para bañar un gato

El Gato al Agua: indicaciones para bañar un gato

Cómo meter El Gato al Agua

Probablemente os habéis fijado que cuando hablamos del cuidado de los gatos, recomendamos por lo menos un baño al mes en algunos casos.  Esto puede parecer increíble para algunos ya que por tradición se maneja que si hay una cosa que los gatos odian (aparte de los pepinos) es el agua.  De hecho, esto es así.  Recordemos que los gatos son el animal doméstico más cercano a sus primos más salvajes. Así que el gato al agua no es de lo más lindo para el gato.

¿Por qué es necesario bañar los gatos?

Los gatos son muy buenos acicaladores ya que lo hacen muy meticulosamente.  Sin embargo, sí hay situaciones en las que es necesario asearlos bien.  Las razones pueden ser que se metieron a un lugar muy pegajoso o sucio, que el pelaje se siente muy aceitoso, o probablemente necesite aplicarse un champú medicado con frecuencia.

El gato al agua: ¿Cómo bañarlo sin estresarlo?

Sigue los siguientes pasos lograr meter el gato al agua sin que este te aruñe.

  • Córtale las uñas.  De ser posible, hazlo uno o dos días antes del baño.  Ten cuidado de no lastimarlo.
  • Cepilla el gato para remover cualquier maraña.
  • Antes de meter el gato al agua, trata de tranquilizarlo.  Busca un momento en que esté relajado.  Usualmente, esto es después de comer.  Si aun así está hiperactivo, trata algunos refuerzos positivos.  Por ejemplo, mételo a la tina vacía y juega con juguetes. Empieza a verter el agua poco a poco.  También puedes tener un juguete especial que sólo se utilice durante el baño.  Esto hará que anticipe la hora del baño.
  • Cierra la puerta del baño para evitar que se escape o que entre otro gato en el caso de tener más de uno.
  • Habla con tu gato con un tono tranquilo.  Si es posible, sostenlo en tu regazo para que se tranquilice.
  • Moja a tu gato del cuello para abajo y aplica el champú.  Mantén el agua lejos de las orejas, nariz y ojos de tu gato. Lava estos con un paño húmedo.

Algunas recomendaciones

  • Si tu gato es mediano o grande, es mejor que lo bañen dos personas.
  • Puedes probar mojar las patas primero.  Otro día prueba mojarlo un poco más y así hasta que tu gato se acostumbre.
  • Nunca se recomienda que te pelees con tu gato.  Imagina todo el daño que puede causar un gato de 10 kg asustado.
  • Si está muy entusiasmado o nervioso tu gato lo notará y reaccionará igual.
  • Nunca fuerces a tu gato a entrar al agua.  Es seguro que entrará en pánico.

Saber tratar y cuidar tu gato es muy importante para ti y por eso tenemos un sinfín de recursos.  Conéctate con nosotros aquí en Dogalize y obtén más información.