Enfermedades de los perros labradores: conócelas

Enfermedades de los perros labradores: conócelas

Enfermedades de los perros labradores

Los perros labradores son esos grandulones llenos de energía que tanta alegría dan a sus dueños. Todos los conocemos como los reyes de la casa: siempre alertas, juguetones y con esa tierna torpeza de quienes quieren jugar y jugar. Es importante saber que los perros labradores también son susceptibles de sufrir enfermedades típicas de su raza, por lo que es necesario conocer cuáles son las principales maneras de prevenirlas. Aunque se trate de perros sanos, hay algunas manifestaciones de enfermedades que se presentan con cierta frecuencia. Conoce las enfermedades de los perros labradores.

Enfermedades de los perros labradores: prevenir y supervisar

  • Displasia de cadera: se trata de un problema óseo que puede desencadenar cojera y dolor especialmente en perros adultos. Las razas grandes son más propensas a sufrir displasia, más si éstas tienen sobrepeso o han realizado mucha actividad durante largos años. Este problema generalmente se corrige de manera quirúrgica, y suele requerir reposo para una completa recuperación.
  • Distrofia muscular: se trata de enfermedades hereditarias que se presentan en los tejidos musculares. Es una condición en más frecuente en los machos que en las hembras, y se manifiesta a través de rigidez, debilidad al andar, rechazo al ejercicio, aumento del grosor de la lengua, babeo excesivo y malestar. Aunque no existe un tratamiento específico para la distrofia, esta afección busca tratarse con la administración de células madre.
  • Cataratas: es una enfermedad hereditaria que deteriora considerablemente el sistema de visión del perro. De no corregirse a tiempo pueden desencadenar glaucoma, uveítis o luxación ocular, incluso ceguera total. El tratamiento para esta afección suele basarse en  cirugías.

Enfermedades de los perros labradores: reposo y cuidados son clave

  • Parálisis laríngea: se trata de una afección de los músculos de la laringe del perro que produce dificultades para respirar, cambios en los ladridos e intolerancia al ejercicio. Es una enfermedad de cuidado que requiere tratamiento médico veterinario y posible operación quirúrgica.
  • Miopatía centronuclear: ésta es una enfermedad que afecta a los cachorros de dos semanas de nacidos. Los perritos no aumentan de peso y a medida que crecen, su marcha se vuelve incómoda. Con el paso del tiempo desarrollan intolerancia al ejercicio ya que no corren y su actividad es reducida. Poco a poco los músculos del perro se van atrofiando y su caminar se hace similar al de un perro anciano cuando aún es joven. Como puede comprometer la respiración, está en el orden de las enfermedades de cuidado con criterio de evaluación y supervisión médica veterinaria permanente.

Recuerda que siempre debes acudir al médico veterinario en caso de que haya una duda sobre los tratamientos o la naturaleza de la enfermedad de tu perro labrador. No mediques a tu perro ya que podría agravarse su malestar.

¿Tienes un perro labrador y quieres aprender a cuidarlo? ¿Estás buscando la mejor manera de atender a tu perrito enfermo? Visita Dogalize y entérate de todo sobre el mundo de las mascotas.