Mi gato vomita comida sin digerir: ¿qué hago?

Mi gato vomita comida sin digerir: ¿qué hago?

Mi gato vomita comida sin digerir

«Mi gato vomita comida sin digerir». Ésa palabra suele ser frecuente en algunos dueños de mascotas. Cuando el gato vomita comida sin digerir, se dice que el gato está regurgitando. La regurgitación es un reflujo de alimento sin digerir, desde el esófago o desde la faringe. Eso debe tenerse claro para poder diferenciar bien los términos. Usualmente el regurgitado se confunde con vómito. Vomitar es la salida violenta del contenido digestivo por la boca. La diferencia está en que en este caso el contenido está digerido y hay presencia de bilis o moco.

Mi gato vomita comida sin digerir: ¿síntomas?

Es importante saber que hay gatos que regurgitan el alimento de manera inespecífica, sin que exista ninguna patología especial. Existen alimentos especialmente formulados para ayudar a controlar este problema en gatos con casos así. Cuando la regurgitación no es debida a problemas graves y que requieran tratamientos quirúrgicos, la alimentación adecuada, complementada o no por los fármacos adecuados, permite que el alimento transite adecuadamente por el aparato digestivo y sea digerido de la forma conveniente.

Es importante saber cuáles son las circunstancias en que el gato regurgita. En primer lugar, se debe saber si el gato está deshidratado, si tiene fiebre, sangrado por sus orificios o mucosas y si maúlla con insistencia. Así se sabrá si existe algo físico que deba llamar nuestra atención. Por otro lado, debe revisarse la composición del alimento. ¿Es muy grasoso? ¿Comió en abundancia? ¿Ingirió alguna otra sustancia aparte del alimento?

Mi gato vomita comida sin digerir: ¿qué hacer?

Si el gato vomita comida sin digerir una vez, puede tratarse de un regurgitado sin mayor importancia. Sin embargo, lo ideal es estar pendientes de si sigue haciéndolo. Si esto se sigue repitiendo, podría tratarse de:

  • Enteritis
  • Gastritis
  • Pancreatitis
  • Alteraciones relacionadas con la dieta; alergia o intolerancia alimentaria
  • Cuerpos extraños ingeridos
  • Ulceración gastrointestinal
  • Obstrucción intestinal
  • Insuficiencia renal
  • Insuficiencia hepática
  • Parásitos
  • Tumores gástricos o intestinales

En esos casos en que el gato siga regurgitando su comida, es importante acudir al médico veterinario lo más pronto posible. De esa manera podría evitarse una enfermedad en nuestra mascota con el tiempo podría agravarse. Es importante mantenerlo hidratado en caso de que esté en casa. El médico veterinario sabrá qué medicamentos prescribir en caso de que sea necesario.

¿Te gusta saber sobre salud animal? ¿Quieres conocer más sobre el cuidado de los gatos? Visita Dogalize y entérate de mucho más sobre el fascinante mundo de las mascotas.