Qué pasa si un perro come comida de gato: consejos

Qué pasa si un perro come comida de gato: consejos

Perro come comida de gato

«Qué pasa si un perro come comida de gato». Una pregunta que suelen hacerse los dueños de mascotas de todo el mundo. Aunque los especialistas caninos suelen ser claros en ese sentido, la comida para gatos no es la más recomendable para los perros. Los felinos tienen unas necesidades nutricionales distintas a las del perro y por tanto, su dieta se basa en la ingesta de otros nutrientes. Conoce cuáles son los riesgos que puede sufrir un perro si come comida de gato.

Qué pasa si un perro come comida de gato: riesgos

  • Dieta baja en proteínas. Todo gato necesita una dieta de proteínas superior a la de los perros, esto significa que tienen que comer carne de origen animal. Los perros, por otra parte, son omnívoros y no necesitan tanta proteína como los gatos, tampoco necesariamente la mayoría de sus proteínas deben ser de fuentes animales. Los alimentos para perros deben contener un mínimo de 18 por ciento de proteína y así satisfacer las necesidades nutricionales básicas de su cachorro. Por otro lado, la comida para gatos contiene un mínimo de un 26 por ciento de proteína, 8 por ciento más que la comida para perros. Esto representa una diferencia considerable.
  • Calorías y alimentación. La comida para gatos contiene más proteínas que la comida para perros: también contiene una mayor cantidad de grasa. El mínimo es de 5 por ciento de grasa en los alimentos para perros, y 9 por ciento de grasa para los gatitos, según las agencias internacionales de nutrición animal. Esto implica que las mayores cantidades de proteínas y grasas significan más calorías para su perro. Los ricos alimentos pueden provocar que se convierta en un animal obeso si se consume durante un largo periodo de tiempo.

Qué pasa si un perro come comida de gato: cuidados

  • Nutrición inadecuada. La comida para gatos contiene un equilibrio inadecuado de vitaminas y minerales para el perro, esto significa que habría cualquier cantidad de deficiencias o excesos de nutrientes. La comida para gatos contiene menos de zinc y vitamina E que los alimentos para perros. De igual manera, la comida para gatos también contiene taurina, algo que el perro no necesita en su dieta y que es fundamental para la dieta de todo gato. Estas diferencias nutricionales pueden afectar a la salud general de su perro durante un largo período de tiempo si mantiene una dieta exclusiva de comida de gato.
  • Mala alimentación y riesgos de salud. Una dieta alta en proteínas como las que son incluidas en los alimentos para gatos son apropiadas sólo para perros activos o cachorros en crecimiento. Perros viejos o enfermos podrían resultar prejudicados por el alto contenido proteico. Son comidas difíciles para de digerir para un perro. Además, si se trata de un perro que sufre de enfermedades renales, una dieta alta en proteínas puede ser perjudicial para el sistema urinario.

Queremos que tu perro esté siempre sano al igual que tu gatito. Ya sabes que si tu querido peludo se come la comida de tu gato una vez, no pasa de ser una travesura. El problema se da cuando se hace con frecuencia, ya que tu mascota puede resultar perjudicada.

Visita Dogalize para que conozcas todo sobre el fascinante mundo de las mascotas, y leas sobre anécdotas, historias, noticias, consejos y recetas para perros y gatos.