Perro rabioso: ¿Cómo detectar a un perro rabioso?

Perro rabioso: ¿Cómo detectar a un perro rabioso?

Perro rabioso

¿Sabes cómo identificar a un perro rabioso? Hay algunos signos que pueden ayudarte a saberlo: el perro rabioso se caracteriza por tener saliva espumosa en el hocico, tener erizado el pelaje del lomo y ladridos feroces. Sin embargo, la rabia en los perros es una enfermedad infecciosa que posee estadios de incubación que afectan no sólo la salud del animal, sino también su conducta y comportamiento, haciendo que perros bien educados se vuelvan mascotas completamente diferentes.

La rabia afecta no sólo a canes: también la pueden padecer murciélagos, coyotes y algunos otros animales salvajes. La rabia junto a otras enfermedades caninas, se pueden evitar o erradicar con la ayuda de ciertas vacunas y sus respectivos refuerzos.

No te pierdas nuestras entradas.

Perro rabioso: síntomas

Lo primero que debes hacer para identificar la sintomatología general de un perro rabioso es  descartar que esté enfermo por cualquier otra razón (algún cambio de comida, indigestión, parásitos, etc.) y posteriormente prestar atención a cuánto tiempo el animal ha estado desanimado, anoréxico o sobreexcitado. La rabia es una enfermedad que se manifiesta por etapas, por lo que los síntomas no aparecerán todos de una sola vez cuando el perro adquiera rabia. Como dueños de mascota responsables, se debe permanecer atento a los cambios conductuales de nuestras mascotas. Uno de los rastros inequívocos de un perro rabioso es la espuma en el hocico.

El perro rabioso tiene dificultad para tragar su propia saliva, de ahí que ésta se vuelva espesa y espumosa, por la misma razón, el perro rabioso no comerá ni beberá nada por un período de más de 3 días. El perro rabioso evitará a toda costa las luces brillantes y en estados muy avanzados de la enfermedad hasta la luz más tenue, lo hará querer estar en la oscuridad absoluta.

Otro síntoma común es la debilidad en todo el cuerpo. El perro rabioso presenta una alteración en todo el funcionamiento de su sistema nervioso central, por lo que arrastrar las patas traseras o avanzar en modo de cojera será común, incluso padecer de parálisis facial. Por último, la aversión al agua: aún no se explica bien, pero cuando los perros tienen rabia le huyen al agua, así sea solo de escucharla caer.

Perro rabioso: ¿qué hacer en caso de mordidas?

Obviamente, la única manera de observar lo síntomas que se describieron anteriormente es que convivamos con nuestra mascota. De ser así y nuestro peludo esté exhibiendo estos síntomas, debemos acudir de inmediato a un veterinario ya que la rabia es una enfermedad mortal tanto para perros como para humanos. En caso de resultar mordido por nuestra mascota con rabia lo primero que se debe hacer es lavar la herida con abundante agua y jabón y luego conducirse lo más pronto posible a un médico que proporcione todas las inyecciones necesarias para contrarrestar el mal.  

¿Quieres saber más sobre perros y sus enfermedades? ¿Estás buscando alternativas para la salud de tu mascota? Visita Dogalize y entérate de mucho más.