Perro bebe mucha agua: ¿Debo preocuparme?

Mi perro bebe mucha agua: ¿Debo preocuparme?

Mi perro bebe mucha agua

Si tu perro bebe mucha agua es probable que esté presentando una patología llamada polidpsia que es el consumo excesivo de agua. Generalmente está acompañado de otra patología como la poliuria, que es cuando tu perro orina más de lo normal. Esto ocasiona  pérdida de gran cantidad de agua de su organismo y puede llegar a deshidratarse.

Normalmente los caninos deben consumir de 50 cc a 70 cc de agua por cada kg de peso. Por ejemplo, si tu perro pesa 10 kg debería consumir aproximadamente ½ litro de agua diario. Si pesa 20 kg, debe beber un 1 litro y si pesa 30 kg debe tomar 1.5 litros de agua aproximadamente. Cuando saques a tu perro a pasear debes hacer pausas de 10 minutos para que beba agua y descanse. Recuerda que los caninos, independientemente de la raza de perros, no deben beber agua en exceso. Un exceso de líquido durante la actividad física, puede desencadenar en una torsión gástrica canina.

La ingesta de agua puede variar de acuerdo al clima, la actividad física del perro y de acuerdo al alimento que consuma o si está ingiriendo algún medicamento. Los alimentos ricos en sodio hacen que beba más agua de lo normal e incluso en algunas ocasionas pueden causarle temblores, depresión, diarrea y vómitos. Las dietas con grandes cantidades de sal son peligrosas para el perro, por ende debe evitarlas. Es aconsejable darle a su mascota comida casera que le aporte los nutrientes necesarios.

No te pierdas nuestras entradas.

Si  tu perro bebe mucha agua: Señales de alerta.

Cuando tu perro bebe mucha agua, debes observar si se presentan las siguientes señales que pueden alertarte de que algo no está funcionando bien: sed excesiva, orina frecuente, decaimiento, vómitos en los perros, pérdida de peso, pérdida de apetito y mal aliento. Esto puede estar ocasionado por muchas causas sobre todo cuando los perros tienen avanzada edad, pero también son síntomas de algunas enfermedades que pueden llegar a ser bastante serias. Tales como: la polidipsia psicogénica, Diabetes mellitus en perros producida por un exceso de azúcar en la sangre, Diabetes insípida que es otro tipo de diabetes producido por trastornos de tipo endocrino. Problemas a nivel renal, como la insuficiencia renal crónica. Hepatopatías que son problemas en el hígado, como la cirrosis hepática.

Si  tu perro bebe mucha agua: sigue estos consejos prácticos.

Primeramente, debes colocar la misma cantidad de agua en un recipiente y tomar el tiempo en que dura en terminársela y observar si padece de sed excesiva. Si esta observación es positiva, y te encuentras con tales síntomas, es recomendable que lleves a tu perro a un veterinario. El veterinario debe hacer los análisis pertinentes de orina y de sangre, así como radiografías y ecografías. 

Si quieres saber más sobre los cuidados necesarios para tus mascotas, visita Dogalize y te encontrarás con información profesional sin lugar a dudas.