Diabetes en perros: cuidado, tu mascota puede tener diabetes

Diabetes en perros

Diabetes en perros

La diabetes no afecta únicamente a los humanos, puede dañar también a tu mascota. Esta enfermedad de perro es crónica e irreversible y se manifiesta con el exceso de glucosa o azúcar en la sangre y en la orina. Se debe a una disminución de la secreción de la hormona insulina o a una deficiencia de su acción. El tratamiento es el mismo tanto para los humanos como para los animales. Cuando la producción de insulina es deficiente a consecuencia de un mal funcionamiento del páncreas, tu mascota puede ser víctima de la diabetes en perros “, explica la veterinaria Mariana de la Peña.

No te pierdas nuestras entradas.

Diabetes en perros: señales de alerta

Perros y gatos de mediana edad, (entre cinco y seis años), y los ancianos son los más susceptibles a padecer este mal, lo mismo que las hembras. “Se ha visto mayor incidencia en hembras no esterilizadas, aunque eso no quiere decir que no afecte a los machos”, explica.

Entre las señales de alerta que puede presentar tu mascota es que coma y beba con ansiedad y sin saciarse. Otro síntoma es que “orine demasiado y, poco a poco, vaya perdiendo peso. También notarás que busca lugares fríos para apoyar su frente. Esto es porque tiene dolor de cabeza, molestia que se presenta debido al elevado nivel de glucosa en la sangre”, advierte la profesional.

Para darte cuenta de cualquier enfermedad, es necesario que pases tiempo con tu mimado, así puedes fijarte cuánta agua ingiere, cuantas veces orina y la coloración, pues éstas son pautas que indican una posible diabetes en perros, dice el veterinario Alejandro Morales.

El tratamiento dependerá del tipo de diabetes en perros que se presente en el animal. Existen diferentes tipos que pueden afectar a gatos o a perros. También se debe considerar el estado fisiológico del animal y su edad”.

Si notas algún indicio que llame tu atención debes llevar a tu peludo a consulta veterinaria. “Si esta afección es detectada oportunamente, podrá recibir medicación a base de metformina o insulina, según sus condiciones. Así se puede controlar y estabilizar a la mascota”, asegura De la Peña.

Es importante que periódicamente lleves a tu perro o gato al especialista para el control de su salud en general y, particularmente, en el caso de padecer diabetes. Es recomendable que cada cuatro o seis meses se someta a exámenes de sangre y orina.

Ambos profesionales recalcan que es responsabilidad del dueño del animal cumplir con su medicación diaria y cuidar su alimentación. Ésta debe ser baja en glucosa y en carbohidratos. Evita que tu mascota sea sedentaria; un poco de ejercicio, dieta y una correcta medicación harán su vida normal.

Si quieres mas noticias o consultos veterinarios, siguenos en Dogalize. Si estas interesado en descubrir todas las actividades pet-friendly mas cerca​ ​a​ ​tu​ ​casa​ ​visita​ las Mapas Dogalize