Perro rabioso: un clásico de la historia del cine

Perro rabioso: un clásico de la historia del cine

Perro rabioso

La película titulada originalmente en japonés Nora Inu y en inglés Stray Dog (perro rabioso) narra una historia policial en el contexto de la post-guerra en Japón. Utilizando elementos del thriller norteamericano junto a herramientas propias del cine japonés, Akira Kurosawa logra una película caracterizada por una interesante lentitud en su ritmo, la utilización del blanco y negro, y el suspenso y la emoción de toda historia detectivesca.

No te pierdas nuestras entradas.

Perro rabioso: sinopsis

El perro rabioso trata sobre la historia de un joven policía al que le es robada su arma, ese es el detonante para que comience la búsqueda del ladrón emprendida por el polícía junto a un nuevo compañero. La historia transcurre el contexto de la situación de post-guerra japonesa que se caracterizaba por las grandes diferencias sociales y una desolación en general de la sociedad. En la película se destacan los trabajados cuadros cinematográficos del director, el estilo neorrealista y la influencia del cine occidental sobretodo de carácter oscuro y de tipo thriller. Hay una constante interpelación a la misma sociedad japonesa, en la búsqueda por tratar temas como la homestidad, la corrupción, la justicia, la desilusión, la miseria, entre otros.

Se puede destacar que el nombre del largometraje proviene de las primeras imágenes que suceden en la película, en las que se presenta a un perro rabioso de fondo, en la medida en que surgen los títulos. A su vez cuenta con una gran cantidad de detalles ocultos en toda la película, que el público irá descubriendo poco a poco, al mejor estilo del autor.

Perro rabioso: sobre el autor

Akira Kurosawa es uno de los directores de cine más importantes del siglo XX. Además de contener una técnica propia como el uso de lentes de teleobjetivo o el uso constante e intenso de elementos climáticos, Kurosawa se destaca por su búsqueda de perfección en cada plano y en cada imagen. Este autor está influenciado en gran medida por las corrientes del cine occidental, sin embargo también logra introducir importantes elementos del arte japonés en sus obras. Su obra se desarrolla desde mediados del siglo XX, tomando como punto de partida los problemas de la sociedad japonesas en la mayoría de sus películas, entre las que se incluye El perro rabioso. Entre las anécdotas que destacan el perfeccionismo de Kurosawa se destaca el cambio del sentido en que corría el agua en un arroyo que estaba en el fondo de una escena, o el haber quitado el techado de una casa que aperecía en una breve escena, en ambos casos cambió el entorno debido a que no estaba a gusto con la imagen que obtenía.

¿Estás buscando más información variada sobre diversos artículos relacionados con perros o gatos? Visita Dogalize y entérate de todo sobre el mundo de los perros y gatos.