Tos en gatos: prevención, síntomas y tratamiento

Tos en gatos: prevención y tratamiento

Tos en gatos

Tos en gatos: en primero lugar, es bueno recordar que la tos es un acto reflejo iniciado por un irritante en los tubos bronquiales. En el caso de los gatos, la tos puede ser causada por una infección respiratoria, por irritantes como el humo, objetos extraños, la presión del collar o tumores en los bronquios. Algunas veces la tos puede ser provocada por una reacción alérgica. Recuerda que aunque puedas identificar algunas dolencias en tu mascota, lo mejor siempre será  acudir al médico veterinario con tu gato para que pueda ser evaluado con detenimiento.

No te pierdas nuestras entradas.

Tos en gatos: síntomas e identificación

Lo mejor es saber identificar cuál es el tipo de la tos que tiene nuestro gato, y de esa manera saber cuál es la localización y la causa: si la  tos viene acompañada de estornudos y ojos rojos llorosos, posiblemente se trate de una enfermedad respiratoria viral. Si se denota una tos profunda y paroxística mientras el gatito extiende el cuello  (y hay flemas) sugiere presencia de bronquitis. Por otro lado, los ataque de tos repentina con respiración ruidosa y dificultad para respirar, indican asma.

En el caso de los ataques de tos esporádicos con pérdida de peso, apatía, lentitud y pérdida del apetito, es posible de que se trate de parásitos del corazón (dirofilariasis), lombrices pulmonares o alguna enfermedad fúngica. Si hay espasmos de tos que se producen después de un poco de ejercicio posiblemente se trate de  bronquitis aguda.

El médico veterinario no tardará en evaluar a tu gato de una manera más profunda si los síntomas lo sugieren. Para el  diagnóstico de un gato con una tos, lo más frecuente es la indicación de radiografía de tórax y lavados traqueales en los que se introduce un tubo estéril en la tráquea con el animal bajo anestesia ligera. Así se puede obtener más información biopatológica del paciente veterinario.

Tos en gatos: prevención y tratamiento

Lo ideal es revisar cuáles son los agentes tusígenos que contribuyen a la tos del gato. Verificar si en casa hay un exceso de contaminantes o irritantes es una buena medida. El humo del cigarrillo, insecticidas en aerosol, polvo casero o perfumes muy fuertes deben evitarse  en el ambiente cercano al gato. Algunos filtros de tipo HEPA pueden ser de gran ayuda.

El médico veterinario dará las indicaciones correspondientes sobre medicamentos que le debes dar a tu gato puntualmente. Sin embargo, mantener al gato hidratado, con suficiente agua fresca a su alcance es una buena medida. Apartar todo agente que favorezca la tos, como los anteriormente mencionados, es otra. Igualmente, favorecer un ambiente cálido y tranquilo ayudará a que la recuperación de tu felino sea más efectiva.

Por ningún motivo procedas a medicar a tu mascota sin consentimiento del médico veterinario, ya que podrías empeorar sus síntomas.  

¿Quieres saber más sobre cuidados felinos? Entra en Dogalize y entérate de mucho más.