Perro agresivo: cómo lidiar con la agresividad canina

Perro agresivo: cómo lidiar con la agresividad canina

Perro agresivo

¿Te ha tocado lidiar con un perro agresivo vecino o propio? Si tu respuesta es sí, entonces es bueno que sepas las causas que podrían llevar a un perro a adquirir un comportamiento calificado de “agresivo”. Los perros responden de una manera distinta a la comida o su lugar favorito a la que hacen los seres humanos. Todo lo que signifique supervivencia es de vital importancia para un canino.

Algunos perros pueden ser agresivos con las personas, otros perros o incluso con el entorno en algunas ocasiones. Si se trata de perros que no han sido socializados o entrenados para inhibir su mordida, es probable que tengan más predisposición a morder. Si “invadimos” algo que el perro considera de su pertenencia o de su agrado, es posible que la mordida se materialice.

No te pierdas nuestras entradas.

Perro agresivo: distinguir cada comportamiento es necesario

Hay ocasiones en las que un can puede morder para proteger su territorio, sobre todo si se trata de un lugar de descanso, como cama, sofá o mueble favorito. En otras ocasiones, puede hacerlo para proteger su alimento. Lo que el animal está haciendo, en todo caso, es la protección de recursos. Puede suceder que el perro, como medio de defensa natural, muerda para protegerse si alguna vez es tratado de manera incorrecta.

Lo mismo sucede con perros que pueden ser agresivos con otros caninos. Si sienten que el miedo, la inseguridad les producen una percepción de desagrado, es posible que respondan con hostilidad. Igualmente, las perritas en celo o embarazadas pueden llegar a morder o gruñir con intensidad si se sienten amenazadas.

Es bueno tener en cuenta que todas estas reacciones pueden darse en personas o perros, pero siempre dependerá del perro y de la educación recibida hasta el momento.

Perro agresivo: cómo aprender a controlar a un perro agresivo

Como es sabido, el perro suele proteger sus recursos por miedo a perderlos. La mejor manera de lidiar con este tipo de comportamiento es ofreciéndole golosinas o snacks cada vez que haya un acercamiento a su plato o lugar de comida por el que despliega la conducta agresiva. Dale de comer una o dos veces al día en las que el perro presencie que eres tú quien le ofrece la comida. Una buena estrategia es acercarte a su plato de pienso cuando está comiendo con una pequeña cantidad extra de alimento. Así el perro comprende que eres tu quien le proporciona la comida y deja de actuar de manera agresiva.

Del mismo modo, si el perro se muestra agresivo con el resto de los objetos entonces debes aplicar otra técnica. La mejor manera de hacerlo es a través de una una actitud relajada y respetuosa con el animal. Intenta propiciar que el animal ofrezca o suelte el objeto en cuestión. Con la ayuda de un alimento mucho más apetitoso que la necesidad del perro de proteger un determinado recurso tendrás excelentes resultados. No uses pienso: usa salchichas o trocitos de carne.

Es importante ser pacientes e intentar no dominar al perro través de la fuerza o el sometimiento. La naturalidad y la confianza le harán comprender al animal que tú eres el que manda. Con golpes y maltratos puedes terminar propiciando una actitud hostil y agresiva en la mascota.

¿Quieres saber más sobre perros y sus cuidados? Entra en Dogalize y entérate de todo sobre el mundo de los caninos.