Mi perro salta al saludar: ¿qué puedo hacer?

Mi perro salta al saludar: ¿qué puedo hacer?

Mi perro salta al saludar

Mi perro salta al saludar: es más frecuente de lo que pensamos. Algunas veces por juego, otras por emoción, y algunas veces al saludar. Pues sí: saltar sobre la gente es un comportamiento común en perros. Cuando llegamos a casa o al ver a alguien conocido, nuestras mascotas se lamerán el hocico para saludar. Sin embargo, pueden tener otras formas de hacerlo, y una de ellas, quizás la que más inconvenientes traiga, es a través del salto. 

No te pierdas nuestras entradas.

Mi perro salta al saludar: ¿por qué sucede?

Ciertamente, algunas veces puede resultar gracioso ver a un perrito intentando acercarse para saludarnos dando saltos. Lo más probable es que nos agachemos y acariciemos su cuerpo para preciar su conducta. La consecuencia de esto será fijar este comportamiento en el perro, por lo que será muy probable que siga haciéndolo.

Las cosas se complican especialmente cuando los perritos ya no son cachorros y terminan creciendo. En algunas razas se nota más que otras, especialmente por el peso y el tamaño. Los saludos, entonces, se convierten en una conducta que puede irritar a otras personas, terminando por manchar la ropa de la gente e incluso llegan a causar algún arañazo en la piel.

Muchas veces pensamos que se trata de algo normal, y llegamos a decir que se trata de un  perro dulce y simpático, que tan solo es un cachorro grandulón. Y sí, en parte es cierto, pero lo ideal es que no salgamos rasguñados, ni molestos, ni con nuestra ropa hecha tirones. Y, sobre todo, que nuestro perro tenga un comportamiento adaptativo.

Mi perro salta al saludar: recomendaciones

Lo primero que debemos hacer es enseñarle a nuestro perro buenos modales a la hora de saludar. Es importante aprovechar mientras son cachorros para entrenarlos correctamente.  

Para evitar que salten de manera enérgica cuando saluden, lo ideal es adiestrarlos para que tengan una alternativa de saludo más aceptable. Un ejemplo: que permanezcan sentados cuando llegamos a casa. Para lograrlo, es preciso premiarlos cada vez que se siente y se quede quieto cuando entremos a casa. Con esto lograremos “reforzar” esta conducta, es decir, decirle que ésa es la forma apropiada de hacer las cosa.

Muy importante: para evitar que nuestro perro salude a la gente saltando, no permitas que nadie acaricie a nuestro cachorro cuando salte para saludar. Pide a tus visitantes que te ayuden a educar a tu perro. Ignorar la conducta indeseada es la mejor manera de hacer que desaparezca.

El entrenamiento también es de gran ayuda para lograr el objetivo. Puedes pedirle a un amigo o familiar que toque la puerta  y entre de vez en cuando. Procura tener paciencia, ya que todo inicio es duro, pero como dicen: “la práctica hace al maestro”. Cuando tu amigo o familiar pase, ignora todo comportamiento no deseado. Refuerza cada vez que se quede tranquilo sentado esperando.

Si quieres saber un poco más de adiestramiento canino, visita Dogalize y conoce mucho más.