Enteritis gato: una enfermedad felina a prevenir

Enteritis gato

Enteritis gato: algunas enfermedades felinas tienen características que debes conocer para evitarlas en tu mascota. La enteritis o  panleucopenia felina es una enfermedad vírica que puede llegar a ser mortal. Ésta se produce a partir de un parvovirus que se transmite sobretodo entre los gatos jóvenes. Se trata de un virus que ataca las células en proceso de división, como por ejemplo las de la médula ósea (alterando la cantidad de glóbulos blancos) o a las microvellosidades intestinales (con consecuencias como la diarrea). El virus de la enteritis es muy resistente y puede sobrevivir hasta un año.

Es importante saber que la infección de esta enfermedad puede originarse por contacto directo con las heces de un gato infectado, o también por contagio indirecto a partir de un objeto contaminado, por ejemplo: la cama del animal, los cuencos de comida o incluso un cuidador de un gato infectado. Es preciso tomar precauciones especiales a través de la vacunación oportuna sobre todo cuando el gato está en las primeras etapas de vida.

No te pierdas nuestras entradas.

Enteritis gato: síntomas

Al ser la enteritis producida por un virus, ésta se transmite mediante el contacto con heces, orina, pulgas, sangre u otras secreciones de un gato infectado a uno sano. Así, los síntomas pueden variar mucho según el desarrollo del virus en el cuerpo de cada gato. Los síntomas más comunes en la enteritis felina son:

Cabe destacar que tanto varios como uno sólo de éstos síntomas pudieran alertar la posibilidad de que esta grave enfermedad haya atacado a tu mascota. Es recomendable tomar precauciones si alguno de estos síntomas llegase a durar más de lo prudente.

Enteritis gato: tratamiento y prevención

La enteritis es una enfermedad de cuidado, por tanto, sólo el médico veterinario puede diagnosticar la panleucopenia felina con varios exámenes. Para ello, puede recomendar la realización del test ELISA, realizado con las heces. No hay un tratamiento que permita eliminar en sí mismo al virus, sino que el tratamiento generalmente se basa en mantener con vida al gato afectado hasta que su propio cuerpo pueda fortalecerse  y eliminar el virus.

Parte del tratamiento puede basarse en la administración de sangre u otros fluidos, una dieta hipercalórica o medicamentos que controlen los síntomas asociados a la panleucopenia felina. Obviamente, dependiendo de la forma en que como afecta el virus a cada gato, el médico veterinario recomendará un tratamiento específico.

La mejor forma de evitar que tu gato contraiga enteritis felina es cuidando su higiene y la de los gatos con los que socialice. Si llegase a padecer la enfermedad, debes aislar al gato infectado y administrarle todas las vacunas que te recomiende el veterinario. No mediques a tu gato ya que podría ser contraproducente. Las indicaciones veterinarias deben ser seguidas para la recuperación total del felino.

¿Quieres saber más sobre cuidados de mascotas? Entra en Dogalize y conoce mucho más.