Problemas circulatorios en perros: lo que debes saber

Problemas circulatorios en perros

Problemas circulatorios en perros: lo que debes saber

Problemas circulatorios en perros: lo que debes saber – los perros podrían sufrir algunas enfermedades cardíacas relacionadas con la edad. Aquí te explicamos más sobre el tema.

Problemas circulatorios en perros: los perros son animales que envejecen y sufren enfermedades de todo tipo al hacerlo, igual que los seres humanos. Las enfermedades cardíacas podrías ser algunas de esas enfermedades. Conocer cuáles son las principales dolencias circulatorias y cómo evitarlas (o saber cómo actuar en caso de que se presenten) es la mejor manera que existe para cuidar de nuestros peludos. A continuación expondremos un poco más sobre el tema.

No te pierdas nuestras entradas.

Problemas circulatorios en perros: una realidad que debemos conocer

Los problemas circulatorios en perros están vinculados en gran parte con el funcionamiento del corazón y las arterias. Algunas veces las causas de estas afecciones se deben a la edad. Perros ancianos o entrando en edades avanzadas pueden sufrir de hipertensión o mala circulación. También podrían verse afectados por infartos o cansancio excesivo. Por otro lado, los perros obesos también están expuestos a sufrir de este mismo tipo de problemas, con el agregado de tener que lidiar con enfermedades asociadas. Perros con vida sedentaria, poca ejercitación, alimentación descontrolada o que hayan sufrido enfermedades ligadas a la presencia de parásitos o bacterias, podrían sufrir problemas circulatorios.

El corazón de los perros requiere cuidados para poder llegar a la vejez de manera sana y fuerte. Es posible que la prevención y la acción oportuna le den a un perro la oportunidad de vivir sanamente. Si se implementan tratamientos especiales de dieta y ejercicio, muy seguramente se tendrá un perro feliz y con posibilidad de controlar sus problemas circulatorios.

Problemas circulatorios en perros: prevención

Toda enfermedad que se pueda prevenir será una batalla ganada. Las mejores medidas a tomar para evitar problemas circulatorios en perros son:

  • Llevar a la mascota al médico veterinario con regularidad. No esperes que tu perro dé señales de tener problemas cardíacos. Si lo notas muy cansado cuando hace esfuerzos mínimos, si se muestra apático a la hora de jugar o comer, si jadea profusamente cuando corre o suda con intensidad, es posible que esté presentando un problema circulatorio.
  • Procura una alimentación balanceada para tu perro. El exceso siempre es malo. Grasas, golosinas, carbohidratos o carnes en exceso podrían hacer que, con el tiempo, tu perro tenga un problema circulatorio. La mejor alimentación para un perro es la balanceada. Un buen pienso de calidad, con vegetales y vitaminas, será una buena solución. El médico veterinario podría recomendarte algunos complementos dietéticos en caso de que se trata de un perro adulto.
  • Ejercitación diaria. Un perro sin ejercicio podría engordar en exceso y ver su sistema circulatorio en peligro. La acumulación de grasas es otro gran problema que debe evitarse. Procura paseos de moderada intensidad todos los días para que tu perro sea capaz de caminar varios kilómetros con facilidad. Eso ejercitará sus músculos y evitará problemas de circulación.
  • Agua: el agua es vida, y es una gran ayuda para que el sistema de eliminación corporal se encuentre en óptimas condiciones. Dale abundante agua a tu perro para que reponga energías y ayude a la regeneración corporal.

La prevención y un hogar lleno de amor serán siempre la mejor manera de evitar problemas de salud en tu perro. ¿Quieres saber más? Entra en Dogalize.

 

PIXABAY: CREDIT