Gato boca abierta calor: ¿gatos abren boca por calor?

gato boca aberta calor

Gato boca abierta calor: es probable que en algún momento hayas visto a un gatito jadear en momentos de calor. Se trata de un comportamiento al que debes prestar especial atención. A diferencia de los perros, los felinos no jadean regularmente. Esto puede ser desconcertante, especialmente porque en la mayoría de los casos, el jadeo de un gato es un signo de que hay un problema de salud que requiere atención. Aunque hay algunas circunstancias en las que esto puede pasar y no ser de peligro, la prevención siempre es primordial para la salud de una mascota.

Lo usual es que los gatos jadeen durante o después de hacer algo de ejercicio físico o en momentos en que busquen tratar de tranquilizarse. Los gatos más jóvenes y enérgicos podrían jadear durante breves períodos de tiempo cuando juegan. Otros gatos que viven al aire libre podrían jadear para tratar de enfriarse en climas cálidos. Además de esto, un gato podría jadear al pasar por momentos de intenso estrés.

Gato boca abierta calor: qué debemos hacer

Gato boca abierta calor – Como ya tenemos una idea de que la boca abierta en los gatos puede significar una cosa específica en algunas ocasiones, durante la temporada de verano, el jadeo en gatos indica la existencia de un problema que involucra las vías respiratorias o al corazón. Es precisamente en estos meses donde se debe prestar especial atención, ya que en gatos de edad avanzada que comienzan a jadear, es porque hay presencia de una posible insuficiencia cardíaca congestiva. Ahora, en gatos más jóvenes, especialmente aquellos que presentan tos, lo más probable es que se trate de un trastorno respiratorio, como el asma felina, con mayor seguridad.

Tomando en cuenta lo anterior, en época de verano un gato con la boca abierta tiene otro significado desde el punto de vista de asistencia veterinaria. Es probable que se trate de un “golpe de calor” que,  lamentablemente, puede provocar la muerte de nuestra mascota en poco tiempo. Debido a las sucesivas olas de calor que afectan a varias partes del mundo, especialmente a Europa, se eleva la temperatura ambiente por encima de los 35ºC y esto, con otros factores ambientales, es lo que termina desencadenando miles de fallecimientos de mascotas. Se debe saber en principio que un golpe de calor es una elevación considerable de la temperatura corporal a niveles en que se producen alteraciones orgánicas graves. Cuando la temperatura ambiental es muy elevada se hace difícil la disipación de la temperatura por parte de los mecanismos con que cuentan los gatos y puede terminar con el deceso del animal.

Los golpes de calor son más frecuentes en época veraniega, especialmente en situaciones que multiplican el riesgo de sufrir uno de estos trastornos, tales como:

  • Ejercicio o actividad física intensa en horas de máximo calor,
  • Estar mucho tiempo en sitios cerrados y expuestos a altas temperaturas,
  • Tomar poca agua fresca.
  • Dejar al gato dentro de un vehículo incluso por espacios breves de tiempo.
  • Tener al animal en el exterior sin que tenga la posibilidad de refugiarse bajo la sombra.
  • Padecimiento de alguna enfermedad de tipo cardio-respiratorio, hipertrófica felina, asma felina, etc.

Gato boca abierta calor: un problema felino de cuidado

Gato boca abierta calor – Es bueno recordar que hay razas de felinos que son más propensas a sufrir golpes de calor que otras. Por ejemplo, el gato de Angora (gato angora turco), el gato persa, el exótico, entre otros, están mucho más predispuestos a los golpes de calor debido a la configuración de sus vías aéreas altas. De cierto modo, en estas razas es mucho más fácil que pueda ocurrir este trastorno. En caso de que tengas una de estas razas en casa, lo ideal es prestarles más atención en circunstancias que lleguen a facilitar la presentación de los golpes de calor.

Ahora bien, ¿cómo saber cuándo nuestro gato está sufriendo un golpe de calor? Cuando hay uno de estos golpes de calor, los gatos muestran algunos signos observables de estarlo padeciendo. Y son:

Los dignos anteriormente mencionados están generalmente acompañados de problemas hemorrágicos, fallos renales, insuficiencia hepática, edema cerebral y muerte.

¿Qué hacer? Existen algunas medidas que puedes tomar. Entre ellas están:

  • Mantén a tu gato hidratado: motiva a tu gato a beber más agua. Algunos felinos olvidan beber agua o no les gusta hacerlo donde tienen el recipiente de agua. Apenas llegue el verano, pon al menos dos recipientes con agua en distintas partes de la casa. De ser posible, agrega unos cubitos de hielo al agua.
  • Moja sus patas: humedeciendo las patitas de tu gato puedes mantenerlo fresco e hidratado. En los días más calientes del verano, pasa un trapo o toalla humedecida por la cabeza y cuerpo del felino para refrescarlo, sin olvidar pasarlo por sus patitas.
  • Usa telas de algodón que sean frescas para tu gato: puedes preparar una buena camita para el gato con una tela de algodón que sea fresca y liviana. Evita los almohadones o telas gruesas, ya que sólo darán descansos acalorados e incómodos.
  • Lucha contra el calor: abre las ventanas, enciende varios ventiladores o activa el aire acondicionado. Apaga aquellos aparatos electrodomésticos que puedan generar exceso de calor. Esto es muy útil si vives en un último piso o en un ático. Mantén ventilada la casa y durante las horas en que el sol le dé directo. Esto ayudará a mantener la frescura del hogar. Baja toldos, corre las cortinas y baja las persianas.

Recuerda que los golpes de calor pueden ser muy peligrosos para la salud de tu gato. En caso de que observes alguno de los signos de alarma, debes llevar a tu gato de inmediato al médico veterinario. Así podrá ser evaluado con detenimiento para conocer la extensión del daño sufrido.

¿Quieres saber más sobre salud animal? Entra en Dogalize y conoce mucho más sobre el fantástico  mundo de las mascotas.